Liderando Culturas de Innovación: Rosa Ortega, Directora de RRHH de Papa John’s

Compartir

¿Qué supone este reconocimiento de Certificación como un Great Place to Work y cómo impacta en vuestro negocio?

Para nosotros es muy importante que nuestros colaboradores nos reconozcan como empleador y nos sentimos profundamente orgullosos de estar a la cabeza en un sector tan exigente y lleno de retos, especialmente tras un año tan duro como el 2020. Queremos que nuestros colaboradores sientan que para nosotros ellos son lo primero, y que su contribución es fundamental para llevar a la compañía al éxito.

La Certificación de Great Place to Work® nos permite ser más competitivos frente a nuestra competencia a la hora de captar y fidelizar el talento, y esto para nosotros es vital ya que trabajamos con perfiles muy demandados, como el de repartidor.

¿Cómo habéis adaptado la función de RRHH tras este año 2020 COVID para responder a las necesidades del negocio?

Durante el año 2020 las áreas de Prevención de Riesgos Laborales y de Comunicación Interna han tenido un papel fundamental en la gestión del COVID. En este sentido, se ha realizado una labor extraordinaria a nivel preventivo, donde hemos puesto el foco en la puesta a disposición de equipos de protección, la formación y la información. Y con la puesta en marcha de protocolos de actuación y el lanzamiento de campañas de prevención de riesgos y concienciación, dirigidas tanto a nuestros clientes como a nuestros colaboradores.

Hemos hecho mucho hincapié en estrechar la comunicación con nuestros equipos, a través de nuevas herramientas de comunicación y un buzón de correo específico para cuestiones relacionadas con COVID.  

¿Qué medidas implantadas durante este año de pandemia han sido implantadas para quedarse?

Dadas las circunstancias, durante este año hemos implantado el teletrabajo para todos los colaboradores de la oficina de soporte. La experiencia ha sido muy positiva y la respuesta que hemos obtenido por parte de nuestros compañeros ha sido inmejorable. El teletrabajo como medida de conciliación ha venido para quedarse. Si bien, cuando las circunstancias lo permitan, no renunciaremos a vernos en persona unos días a la semana. ¡Echamos de menos vernos las caras y poder salir a tomar un café juntos!

Paradójicamente, la implantación de herramientas de videoconferencia nos ha permitido incrementar el nivel de contacto que tenemos con nuestros equipos de restaurante. Han sido muchas las iniciativas que hemos realizado durante el año para reunirnos con ellos a compartir información que antes se enviaba por mail. Esto nos ha permitido llegar más y mejor, y poder dar respuesta a sus dudas en el momento. A pesar de la distancia, nos hemos acercado.

Cómo habéis gestionado el cierre de tiendas durante el confinamiento con la gestión del talento

Por suerte para nosotros, nuestro canal de venta principal es el reparto a domicilio, por lo que hemos podido seguir operando durante el confinamiento bajo esta modalidad. Para la compañía era fundamental seguir operando, manteniendo así todos los puestos de trabajo.

Únicamente se realizaron cierres puntuales y temporales en los primeros meses de la pandemia, cuando no existían mecanismos de diagnóstico y teníamos que poner en cuarentena a toda la plantilla cuando detectábamos un positivo. Para nosotros era muy importante sobreactuar en estos casos y no correr riesgos.

¿Qué retos tiene Papa Johns como compañía para 2021?

Como compañía, tenemos el reto de llegar a los 210 restaurantes en tres años, un plan de expansión muy ambicioso al que desde el área de Recursos Humanos contribuimos de manera directa, detectando y desarrollando al mejor talento dentro de la compañía, ya que este crecimiento va a generar oportunidades de desarrollo profesional a muchos colaboradores. Por nuestra parte, nuestra premisa es apostar por el talento interno siempre que sea posible.

 

Para conocer más información sobre cómo ayudamos a las compañías a ser grandes lugares de trabajo consulta nuestro programa de Certificación de Great Place to Work®