Liderando Culturas de Innovación: Jesús Martínez, CEO de Kurago

Compartir

¿Qué ha aportado a Kurago la certificación de Great Place to Work®? 

Somos una empresa de reciente creación y para nosotros era importante contar con un marco de referencia y prestigio con el que conocer cuáles eran los puntos fuertes con los que contábamos como organización y las áreas de mejora en las que teníamos que incidir. De manera que pudiéramos seguir mejorando y avanzando en el camino que nos propusimos cuando fundamos la compañía, hace ahora un año.

Gracias a los resultados, hemos podido constatar que los kuragers habían asumido como suyas muchas de las características que nos planteamos como parte de nuestra cultura corporativa cuando pusimos este proyecto en marcha. Somos una empresa que basa su éxito en el talento y entusiasmo de las personas que la componen. Conseguir que toda la organización perciba que para Kurago es esencial conocer la opinión de sus colaboradores y alinearlos para conseguir nuestro objetivo común es fundamental para nosotros. Creemos en una organización con responsabilidad distribuida y en las que la velocidad colectiva es más importante que el éxito individual. La diversidad es fundamental para fomentar la creatividad y sin ella no conseguiríamos ser la empresa que queremos ser en los tiempos que nos marcamos. Todas estas son dimensiones que creíamos se reflejaban de uno u otro modo en la certificación y esa fue una de las razones para decidir certificarnos.

¿Qué supone ser una organización reconocida como un Gran Lugar para Trabajar en un sector tan competitivo como el de Kurago? ¿Por qué es importante que Great Place to Work® cuente la historia de Kurago?

Para nosotros es esencial retener y atraer personas con talento y actitud. Solo contando con los mejores profesionales seremos capaces de desarrollar nuestro trabajo de manera excelente. Contar con esta certificación supone dar a conocer nuestra posición, dentro de un estándar ampliamente reconocido, como una empresa donde las personas que buscamos quieran trabajar y en la que aspiren a permanecer mucho tiempo.

¿Qué les diría a aquellas organizaciones que están sufriendo el impacto de la crisis de Covid-19 y argumentan que no es el momento de certificarse como un gran lugar de trabajo? ¿Qué retos tiene como compañía respecto a la crisis?

En Kurago creemos que para una organización es un ejercicio necesario mirarse al espejo y entender cómo las personas que la conforman la perciben. Solo si somos capaces de conocer profundamente la realidad en la que vivimos, podremos corregir las divergencias que existen con el ideal al que aspiramos. Esto se hace, si cabe, más urgente e importante ante una situación complicada como puede ser la adaptación a un escenario con ciertos condicionantes, como la crisis de Covid-19. Si una compañía cree en la importancia de alinear sus objetivos con los de sus empleados, no debe haber excusas que frenen avanzar en ese sentido. Evaluar y tomar decisiones en la dirección correcta es algo que no debería aplazarse.

Nuestro reto fundamental es seguir creciendo y mejorando día a día y esto excede la coyuntura actual y cualquier otra situación futura en la que podamos vernos inmersos. Lo esencial es poder adaptarse de manera rápida. Eso es lo que hicimos en marzo y eso es lo que seguiremos haciendo, venga lo que venga en el futuro. La transparencia a la hora de tomar decisiones, la agilidad para conseguir adaptarnos y nuestra visión para hacerlo antes que cualquiera, son actitudes que están dentro del ADN de nuestra organización.

 

Para conocer más información sobre cómo ayudamos a las compañías a ser grandes lugares de trabajo consulta nuestro programa de Certificación de Great Place to Work®