¿Qué es el bienestar laboral o «Wellbeing» corporativo y por qué es importante?

Compartir

El capital humano es un factor esencial en el rendimiento y en la reputación de una compañía. Contar con empleados que se sientan satisfechos con el desempeño de su trabajo y que desarrollen su actividad en un entorno laboral basado en la confianza ayudará a que mejoren sus ratios de productividad, a la vez que se sienten valorados y partícipes de un proyecto común. Todo esto favorecerá al crecimiento de la empresa.

Las formas de liderazgo están cambiando, así como la consideración que se tiene de los trabajadores. Cada persona que trabaja en una organización es importante, independientemente de lo que haga en la compañía. Además, el hecho de sentirse bien desde el punto de vista físico y anímico, hará que  su rendimiento sea mayor.

Uno de los aspectos más importantes en el bienestar de los empleados de una organización radica en mejorar la relación y la comunicación entre directivos/as, empleados y colaboradores. Generar un clima favorable para el trabajador indudablemente traerá beneficios para la empresa. Pero estos rendimientos no solo serán económicos, también constituirán un caldo de cultivo para la creación de  nuevas ideas que favorezcan el desarrollo de la empresa, a través de la expresión de su mejor talento.

Gestionar un equipo de trabajadores con altos niveles de satisfacción se traducirá en un impacto positivo para la organización. Según el estudio realizado por Great Place to Work® sobre compañías que cotizan en bolsa y que disponen de la certificación Great Place to Work, estas empresas reciben un impacto directo en su índice bursátil obteniendo un retorno de tres veces más que los competidores gracias a esta certificación.

¿Qué es el bienestar laboral?

El bienestar laboral es un estado de calma, estabilidad, conexión y satisfacción al que llega un trabajador que forma parte de una empresa. Este estado ha dado origen al concepto de “Wellbeing” corporativo, que es una tendencia empresarial que se basa en buscar que los empleados tengan una buena salud mental, emocional y corporal. Es una corriente que se centra en el cuidado de cada individuo.

El bienestar laboral además de traer beneficios económicos, impulsa un cambio en la filosofía de la empresa. Valores como la integración y el cuidado de los empleados pasan a formar parte del día a día y además, se consigue un aumento de la motivación en el que todas las partes reman en una misma dirección.

Las empresas han tomado la iniciativa de fomentar el bienestar laboral, algo muy necesario y que se ha visto reflejado durante los periodos de teletrabajo. Durante el teletrabajo se ha podido ver cómo aquellas empresas que no han fomentado la corresponsabilidad en sus equipos de trabajo ha visto mermada la salud laboral de sus empleados derivando esto en desmotivación, estrés, agobio y con esto, la posible salida de empleados de las empresas buscando este bienestar laboral.

¿Cómo lograr el bienestar laboral en una empresa?

El bienestar laboral se puede lograr poniendo en marcha diferentes medidas centradas en cuidar pequeños detalles que mejoren el nivel de satisfacción del empleado. Algunas de ellas forman ya parte del día a día de un gran número de empresas y se ha comprobado que contribuyen a la mejora de la motivación y la productividad. Este bienestar entre las empresas podemos medirlo mediante el índice Trust Index.

En primer lugar, es importante crear un espacio de trabajo confortable para el empleado. Una persona que desarrolla su actividad con los recursos necesarios (asiento ergonómico, herramientas y equipo adecuado y actualizado, etc.) aprovechará al máximo el tiempo que permanece en la organización. Además, se sentirá cuidado y valorado y comprobará que puede cumplir los objetivos del día a día sin perder tiempo en tratar de resolver problemas técnicos o logísticos.

También es necesario crear una rutina variada, los trabajos lineales desgastan mentalmente al empleado y por eso es importante proponer nuevos retos que aumenten su motivación. Aunque hay que tener en cuenta que estas metas tienen que ser viables. El objetivo es mejorar aspectos como la autoestima del trabajador a la vez que realiza una actividad necesaria para la compañía.

Otro aspecto muy valorado por el trabajador es ver cómo su eficiencia es reconocida, pero esta recompensa no tiene por qué ser económica, reconocer su labor con las palabras adecuadas y agradecer su dedicación también ayuda a aumentar su bienestar y a mejorar su nivel de satisfacción.

Una medida que aporta beneficios para la empresa y el trabajador es el desarrollo de programas de formación. El empleado nota cómo aumentan sus conocimientos y se siente más útil a la vez que la entidad cuenta con un personal más cualificado.

La participación y el buen ambiente son esenciales para alcanzar el bienestar laboral. Los afterworks o el team building ayudan a mejorar las relaciones interpersonales entre empleados/as y directivos/as. También es importante organizar reuniones dentro de la propia jornada laboral en la que se trate de forma consensuada aspectos que afecten tanto a los empleados como a la propia empresa. Esto hará que cada persona se sienta valorada e integrada.

El apartado psicológico es un aspecto muy relevante. Para trabajarlo se puede incluir la asistencia psicológica en los seguros médicos de los empleados o poner en marcha actividades que ayuden a los trabajadores a controlar sus emociones. Un ejemplo de estas prácticas es el mindfullness, que es una variante de meditación que mejora aspectos como la concentración o el rendimiento.

La flexibilidad laboral también es un factor muy valorado por los empleados. Ofrecer jornadas adaptadas a sus circunstancias para que mejoren la conciliación, o darles la posibilidad de teletrabajar fomentará el bienestar de las personas.

Si quieres conocer prácticas e iniciativas de empresas Great Place to Work te aconsejamos que eches un vistazo al siguiente enlace (Manifiesto Covid 19 Las mejores prácticas de gestión de personas)

¿Cuáles son los beneficios del bienestar laboral?

La consecuencia directa del bienestar laboral o “Wellbeing” corporativo es la mejora del trabajador a nivel laboral y personal. Al aplicarlo se producen cambios positivos en las actitudes de los empleados y además, descubren y desarrollan habilidades que antes pasaban desapercibidas.

Este estado fomenta en las personas sean más creativas y que surjan nuevos proyectos que pueden traer beneficios a la empresa. También se aumenta la autoestima y los coordinadores de los distintos departamentos ejercen un liderazgo basado en la convicción y no en la imposición. Además, los empleados mejoran sus capacidades de negociación y esto ayuda a que se establezcan acuerdos más justos y equitativos.

El trabajo forma parte de la vida de las personas, de hecho la mayoría ocupa una parte importante de su día a realizar sus actividades profesionales y la rutina laboral no debe convertirse en una carga. Tener un empleo en el que prima el bienestar ayuda a mejorar las relaciones personales y sociales de las personas. Además, la puesta en marcha de actividades físicas y psicológicas favorece la mejora del sistema inmunológico y aumenta la resistencia al estrés.

¡Te animamos a que realices una transformación cultural de tu empresa!

¿Qué características debe tener un puesto de trabajo para asegurar el bienestar laboral?

El modelo vitamínico es una propuesta desarrollada por el profesor Peter Warr que busca el bienestar psicológico del empleado cuando está en su puesto de trabajo.

Para alcanzar la meta de una organización saludable, y en definitiva un Great Place to Work la compañía tiene que generar un ambiente de confianza, con empleados conectados entre sí, con un sentimiento de pertenencia, orgullo y compromiso hacia su organización.

  1. Oportunidad de control: Esta característica desarrollada por Warr hace referencia a las oportunidades que el ambiente laboral proporciona a la persona para que tenga un control total sobre lo que sucede en su puesto. También indica el control que tiene el empleado sobre las actividades que lleva a cabo.
  2. Oportunidad para emplear las habilidades: El entorno laboral influye en la persona y el modelo vitamínico, al igual que el modelo de Great Place to Work®, defiende un espacio en el que la persona se sienta con suficiente confianza como para mostrar todas las aptitudes personales y profesionales con las que cuenta.
  3. Creación de metas: Este rasgo pone de manifiesto la importancia de establecer metas en el trabajo. Pero este apartado se debe valorar desde un punto de vista positivo en el que el individuo busque un logro acorde a sus características y que fomente su crecimiento.
  4. Variedad de tareas: Es importante que las actividades profesionales de un puesto de trabajo no sean monótonas ni repetitivas. Tener variedad estimula psicológicamente a la persona e influye en su motivación.
  5. Claridad en las informaciones: Es esencial que la persona sepa cuál es el concepto que tiene de ella el CEO o director de la empresa en la que trabaja. Además, debe recibir una interacción clara sobre las acciones que realiza y tener claro su rol dentro de la entidad.
  6. Un salario justo: La retribución económica es un aspecto fundamental para el trabajador. Tener la seguridad de que va a recibir unos ingresos que cubren sus necesidades y le permiten alcanzar ciertos objetivos motiva a la persona y le aporta tranquilidad a nivel psicológico.
  7. Un entorno seguro: La seguridad es un aspecto clave. Un empleado tiene que tener la confianza de que su integridad física no corre ningún peligro. Si esto no ocurre aumentará su tensión emocional y como consecuencia su salud mental se verá perjudicada.
  8. Favorecimiento de las relaciones interpersonales: el contacto interpersonal es un aspecto importante para la salud mental de los trabajadores. Al lograrlo se aleja la sensación de soledad y se siente un apoyo social que refuerza el bienestar de la persona, su motivación y su autoestima.
  9. Posición social valorada: El ser humano es un ser social y este factor influye sobre la valoración que tienen los individuos de sí mismos. Estar en un trabajo en el que el individuo se sienta socialmente aceptado y reconocido será positivo para su salud psicológica.
  10. Apoyo del supervisor: Este apartado hace referencia al trato que recibe el trabajador por parte de sus superiores. Si el trato es justo su bienestar se verá en aumento.
  11. Desarrollo de la carrera: La motivación es un aspecto importante del bienestar laboral y tener oportunidades reales de crecer y mejorar como profesional es un estímulo que beneficia al trabajador y a la empresa.
  12. Existencia de la equidad: Sentir que se está en un entorno justo e igualitario, en el que no hay privilegios y en el que todas las personas reciben el trato adecuado mejora el ambiente y además, evita problemas.