ODS Objetivo 8, ¿Qué es y qué implicación tiene en las empresas?

Compartir

El inicio de un nuevo siglo siempre está marcado por una serie de cambios que rompen con los modelos anteriores y favorecen la evolución de las sociedades. El desarrollo tecnológico ha sido el protagonista de las primeras décadas del siglo XXI, pero todavía se esperan más avances, e instituciones como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se han marcado una serie de metas a cumplir en los próximos 9 años.

Estas metas reciben el nombre de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) u Objetivos Mundiales y pretenden acabar con la pobreza, que todas las personas puedan disfrutar de la paz y de la prosperidad y proteger la salud del planeta. Todo esto forma parte de la Agenda 2030 que busca que en ese año se hayan cumplido esas metas y que además haya un desarrollo social y una economía compartida.

ODS Objetivo 8 ¿Qué es?

La ONU establece que dentro de este plan de acción el objetivo octavo es el que se ha fijado para promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el trabajo decente para todos y el empleo pleno y productivo. Al igual que los otros 16, este ODS fue redactado en el año 2015 y se formuló ante las previsiones que había en aquel momento de un aumento del desempleo para los próximos cinco años.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) formuló sus preocupaciones ante las previsiones de pérdida de trabajo que podría haber y estableció una serie de metas para el ODS 8 que consideraban prioritarias. La primera de ellas fue el empleo pleno y productivo y el trabajo decente y a estas le siguieron otras como la eliminación de la desigualdad salarial por razón de sexo o el desempleo entre los jóvenes.

También se acordó erradicar el trabajo infantil, favorecer la economía informal y el desarrollo del emprendimiento y de microempresas y pequeñas y medianas empresas, la protección de los derechos laborales, la promoción de un entorno de trabajo seguro y la protección de los trabajadores migratorios.

En el año 2019 Great Place to Work preguntó a 11,5 millones de personas en todo el mundo acerca de cómo valoran su experiencia laboral. El 46% de las personas afirmaron no haber tenido una buena experiencia laboral. Esta muestra, está muy centrada en países de desarrollados, por lo que podemos intuir el grado de precariedad laboral que existe a nivel mundial. Tenemos que trabajar para cambiar esta situación. Great Place to Work está comprometido por mejorar la sociedad a través de la mejora de los entornos de trabajo y eso, se consigue inspirando empresa a empresa a gestionar a sus equipos de una forma más justa, diversa e inclusiva. Y no sólo gestionar a las personas, si no también a los recursos. 

ODS 8: Metas en las que tienen que contribuir las empresas privadas

La acción de las empresas privadas es esencial para cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible 8, ya que este tipo de entidades crean un inmenso número de puestos de trabajo en los países en los que tienen su sede fija y en los que han instalado sus sucursales. Su contribución recae en diferentes puntos.

Uno de los más destacados se basa en garantizar unas condiciones dignas a todos sus trabajadores y proveedores:

  • Básico: no exista ningún tipo de discriminación por raza, puesto, género o procedencia; asegurar un pago justo y dotar de los recursos necesarios para tener un buen desempeño. 
  • Medio: buscar opciones de desarrollo para las personas, implantar medidas de flexibilidad y reconocer el esfuerzo. Incorporar beneficios sociales y conciliación. 
  • Alto: celebrar los éxitos de forma compartida, recoger las ideas y sugerencias de las personas, hacer que el trabajo tenga un sentido especial. 
  • Avanzado: inspirar en la excelencia y/o en los valores de la compañía, crear un propósito como compañía que impacte positivamente en la sociedad. 

También es importante favorecer la inclusión económica y establecer medidas que favorezcan la diversidad en la empresa dando oportunidades a mujeres y a grupos en riesgo de exclusión social para que puedan tener un desarrollo laboral adecuado añadiendo la apuesta por las nuevas tecnologías que se reflejaría en la presencia de las plataformas online para el acceso a la formación, programas de bienestar, telemedicina e intraemprendimento. 

Determina el grado de avance de vuestra cultura de gestión de personas realizando un diagnóstico con Great Place to Work.

¿Qué acciones se proponen para el trabajo decente y el crecimiento económico?

El trabajo decente y el crecimiento económico está ligado a valores como la inclusión, la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente. Para que estas metas del ODS 8 se lleven a la práctica se necesita una colaboración entre gobiernos y empresas privadas poniendo en marcha diferentes propuestas.

Para impulsar el trabajo decente, además de alejar cualquier forma de discriminación en los procesos de contratación, se apuesta por el impulso de programas de prácticas profesionales que cumplan con todas las garantías y por la contratación de personas jóvenes. En este sentido, se incide en el tipo de contrato buscando que sean de materia indefinida para que estas personas tengan un empleo y unos ingresos estables.

Otros dos puntos importantes son el reconocimiento de los derechos de los trabajadores permitiéndoles tener una libertad sindical y de negociación colectiva y la protección de su salud garantizando la seguridad en todas las instalaciones en las que se desarrolle la actividad laboral.

La empleabilidad decente y el crecimiento económico son dos puntos complementarios. Una región que cuente con trabajadores que tienen acceso a un empleo de calidad que les proporciona unos ingresos regulares crecerá a nivel financiero, pero para que este objetivo se cumpla también se han establecido otras acciones como que las personas que accedan a un puesto de trabajo procedan de entornos desfavorecidos, de esta forma no se produce una desigualdad en diferentes zonas de una región y se fomenta un crecimiento económico sostenido.

También se incide en que haya un cuidado especial del medio ambiente utilizando los recursos naturales de una forma responsable, la economía de muchos territorios depende de estos recursos y explotarlos de forma indiscriminada daña el entorno natural y provoca que se consuman a un ritmo indiscriminado.

Además, se apuesta por la inversión y el desarrollo de las economías locales y se fomenta la creación de colaboraciones entre ONG, universidades y sector público buscando que todos los agentes sociales formen parte de este crecimiento. Otro punto importante es el cumplimiento de las leyes tributarias de los países en los que las empresas instalen sus sedes para que sus impuestos también incentiven el crecimiento económico de esas regiones.

¿Cuáles son las estrategias para estimular el crecimiento económico?

El primer objetivo en materia de crecimiento económico es lograr que el Producto Interior Bruto (PIB) de los países crezca al menos un 7% al año. Para lograrlo se pretende que haya un aumento de la productividad a través de un uso intensivo de la mano de obra y de la inclusión de las nuevas tecnologías.

También se busca que el desarrollo de las microempresas y de las pequeñas y medianas empresas forme parte de este crecimiento, para ello se apuesta por darle acceso a servicios financieros. En material local se favorece la puesta en marcha de sistemas que promuevan el consumo de productos procedentes de la región así como el fortalecimiento de sus instituciones financieras.

El acceso al trabajo está considerado como uno de los pilares del desarrollo económico. Por eso se aspira llegar a 2030 con unas cifras de pleno empleo productivo e inclusivo en el que se eliminen prácticas abusivas entre las que se encuentra el alistamiento y el uso de los niños como soldado. Uno de los objetivos a corto plazo es eliminar el trabajo infantil en 2025.

Otros planes destinados a estimular el crecimiento económico son el Marco Integrado Mejorado para la Asistencia Técnica a los Países Menos Adelantados en Materia de Comercio que busca ayudar a los estados en vías de desarrollo y el Marco Decenal de Programas sobre modalidades de Consumo y Producción que tiene como objetivo favorecer el crecimiento económico, pero sin perjudicar al medio ambiente.

Equipo Great Place to Work®