Lo que nos enseña la serie “La Casa de Papel” de las organizaciones líquidas

La serie La Casa de Papel es un fenómeno sin precedentes para Netflix. Se ha convertido en la serie de habla no inglesa más vista de la historia de la plataforma. A muchos de nosotros nos resulta ya familiar ese gesto de “El Profesor” cuando encaja sus gafas con el dedo corazón y sientes cómo su cerebro viaja vertiginosamente.

Pero más allá de hacernos saltar en el sofá para que la policía no gane la partida a esta banda de atracadores con máscaras de Dalí…

¿qué nos enseña desde el punto de vista de la empresa?

Inspira y genera una visión compartida.

“Si tienes una misión asegúrate de que los equipos sean corresponsables y estén alineados con la estrategia”.

 Liderazgo visionario

E inspirador, con capacidad de identificar talento y asignar funciones en respuesta a los puntos fuertes del equipo.

 Apuesta por la Diversidad

Busca un crisol de personas muy diversas en cuanto a orígenes, identidades de género, culturas. Todos ellos aportan valor y marcan la diferencia de manera única.

Recursos y herramientas

Tener claro qué hacer y de qué herramientas dispones para llegar al objetivo.

Desarrollo de capacidades

Dotar de nuevas competencias para la misión. Confiar en la experiencia y conocimiento del equipo para poder llevar el objetivo adelante. Cuando hablamos de confianza, hablamos de empoderamiento.

Feedback permanente

La velocidad del cambio y la complejidad de los tiempos obliga a pensar y actuar rápido. A veces la realidad puede ser muy distinta a lo que imaginabas. Frente a las eventualidades, y a pesar de que se hayan contemplado los posibles movimientos del enemigo, necesitas ser lo suficiente flexible para cambiar tu estrategia y ajustarla cuando la situación lo impone.

En GREAT PLACE TO WORK® acompañamos la transformación cultural para impulsar las organizaciones líquidas que son necesarias en el nuevo escenario competitivo de mercado.

La rapidez con la que una organización sea capaz de lanzar productos, servicios y soluciones a los mercados, la agilidad con la que reaccione a nuevas situaciones y su velocidad de experimentación, marcarán la capacidad competitiva de esa organización. Ser un gran lugar de trabajo, más que nunca, implica entender las nuevas lógicas del mercado.

 Si aterrizamos el concepto agilidad en comportamientos o características que deberían definir a una organización los principales serían:

Liderazgo inspirador. El líder como facilitador para que las cosas sucedan.

Equipos empoderados. Reducir jerarquías y burocracia. Ser capaces de simplificar los procesos. Dar autonomía a las personas.

Romper silos y trabajar de manera transversal.

Diseñar, testear y evaluar.

Equivocarnos rápido para poder volver a probar.

Permitir el error.

Estar constantemente preguntando al mercado y a los empleados para recibir feedback constante.

“Si tienes una misión asegúrate de que los equipos sean corresponsables y estén alineados con la estrategia. Inspira y genera una visión compartida”

Así lo hacen los líderes de un Great Place to Work

 

Silvia Martín

silvia.martin@greatplacetowork.com

Consulting. Transformación Cultural e Innovación

Great Place to Work®