Empieza el verano, celebra con tu equipo

Compartir

Las relaciones entre los miembros de una empresa son fundamentales para lograr que una compañía funcione de forma efectiva y aumente su productividad, mientras que se crea un entorno agradable y motivador. Concretamente, las relaciones profesionales son más productivas cuando están basadas en la competencia. Cuando existe confianza (profesional) el feedback fluye y las opiniones suman.  Los que buscamos el alcance de los objetivos y la productividad hemos observado que la estrategia más sostenible y exponencial es tener un equipo que funcione como un reloj suizo. 

Las nuevas tendencias han dejado atrás a los antiguos clichés que decían que dos compañeros que apenas se hablaran podrían realizar una buena labor trabajando conjuntamente. La confianza (personal) influye en la relación profesional. Ahora se valora la creación de un entorno en el que cada persona quiera estar, se sienta valorada y no conciba la jornada laboral como una carga.

Una de las actividades a las que recurren las empresas para crear este espíritu de equipo es el Team Bulding (en tiempos covid: los escape rooms virtuales han sido claves) que se traduce como construcción de equipos. El objetivo principal es formar grupos de una empresa y realizar una actividad cooperativa. El verano y concretamente este, es la oportunidad perfecta. 

Después de la intensidad del trabajo en tiempos de COVID es clave buscar espacios de esparcimiento donde el único objetivo sea divertirse. Las reuniones virtuales han permitido una mayor productividad. Las personas que han teletrabajado han visto como sus reuniones han estado más centradas en la tarea y menos en la persona. Celebrar es querer recuperar ese espacio.

Antes de que comience el verano y las personas cojan vacaciones, en Great Place to Work recomendamos generar un impacto dulce en el empleado que permita volver a conectar a “Julián con Alejandra, a Luis con Javier… y que no quede el recuerdo, de “estos de contabilidad…” aprovechad el buen tiempo

Ayudar a reforzar las relaciones entre las personas que trabajan en la compañía. Durante este tiempo la actitud suele ser más positiva, se puede realizar una actividad lúdica como recompensa a una dura temporada de trabajo o recurrir al Team Bulding aprovechando el buen tiempo para vivir alguna aventura con los compañeros de trabajo. Estos son los beneficios.

La celebración tiene un alto impacto en proyectos de transformación cultural.

Motivará a tus empleados

La motivación laboral lleva a los trabajadores a dar el máximo de sí mismos para conseguir los objetivos de la empresa y una actividad grupal en un ambiente distendido ayudará a mejorar este aspecto. El Team Bulding sirve para trabajar de forma conjunta y coordinada sin la presión laboral del día a día, con este sistema los empleados comprobarán su valor y verán lo que son capaces de aportar.

Otro aspecto importante es que se fomentará el reparto equitativo de tareas para alcanzar los retos. Además, se creará un ambiente de positividad y compenetración entre las personas. Los resultados de todo esto se verán al volver de las vacaciones de verano cuando los empleados recuerden las anécdotas que surgieron en estas actividades y se adapten mejor a las ocupaciones grupales.

Mejorará la cultura empresarial

La cultura empresarial está formada por las normas, valores y formas de actuar que tienen en común las personas que trabajan en una misma empresa. En ocasiones la mejor manera de reforzarla es tomando distancia y realizando actividades fuera del entorno laboral. Todo lo que ocurre en una compañía se puede comentar de forma distendida y sin la presión de prestar atención a las labores que hay que realizar durante la rutina. Cuando esto ocurre los directivos también pueden conocer las sensaciones de sus empleados y ver en qué aspectos puede mejorar la empresa.

Creará un sentimiento de pertenencia

Es muy difícil que una persona de todo de sí misma cuando está en un lugar en el que no se siente bien. El entorno laboral es muy importante, pasar buenos momentos en una empresa, estar en buena sintonía con los compañeros y sentir la cercanía de los superiores ayuda a identificar a la entidad con un lugar de trabajo en el que se pueden vivir situaciones y momentos que merecen la pena.

La identificación con la compañía hace que el empleado esté dispuesto a dar más y a ayudar cuando sea necesario. Una forma de reforzar este sentimiento es dando al trabajador la oportunidad de vivir una aventura de forma conjunta a través del Team Bulding, cambiar la jornada laboral de un caluroso día de verano por una actividad de ocio constructivo puede traer importantes beneficios.

Fomentará las relaciones interpersonales

Conocer a las personas con las que se trabaja diariamente es importante. En ocasiones la rutina no deja tiempo para descubrir al compañero que se tiene al lado, pero el Team Bulding ayuda a que haya más cercanía entre las personas, a ganar más confianza y a descubrir puntos que son compatibles con otros compañeros de trabajo.

También ayuda a que las personas que han llegado recientemente a la empresa se sientan más integradas y se produce una mejora del ambiente general. Es frecuente que surjan relaciones de amistad en actividades de este tipo y todo esto repercute en el trabajo diario.

Mejorará la imagen empresarial y atraerá nuevos candidatos

Un buen ambiente de trabajo refuerza la imagen exterior de una empresa. Cualquier persona que vea una entidad en la que todos los trabajadores se sienten identificados, trabajan de forma conjunta y efectiva, mientras transmiten un buen estado de las relaciones interpersonales provoca que otros candidatos quieran formar parte de esa plantilla. Además, este efecto también se produce en los potenciales clientes que sienten confianza en una entidad que funciona de esta manera.

Equipo Great Place to Work®