Entrevista a Alberto de Rosa, Consejero Delegado Grupo Ribera Salud

Alberto de Rosa se incorporó en 2007 al grupo Ribera Salud como Director General y desde 2013 es Consejero Delegado. Su trayectoria en el sector sanitario es dilatada. Cuenta con más de 27 años de experiencia en la gerencia de diversos hospitales. En 1998 fue nombrado Director Gerente del Hospital de La Ribera de Alzira (Valencia), el primer hospital público de gestión privada de España gestionado en régimen de concesión administrativa. Durante los más de ocho años al frente del centro, el Hospital Universitario de La Ribera se posicionó como uno de los mejores de España. En 2018 el Hospital Universitario del Vinalopó fue reconocido en el Ranking Best Workplaces como una de las Mejores Empresas para Trabajar en España (fuente: Great Place to Work®).
De Rosa es Licenciado en Económicas y Empresariales por la Universidad de Valencia, MBA por ESADE y Máster en Alta Gestión Sanitaria, acumula una intensa actividad docente.

Salvador Sanchis ejerce desde 2008 como Director de Recursos Humanos en Ribera Salud. Ha desarrollado la planificación, implantación y puesta en marcha de la política de gestión de personas del grupo y ha liderado los procesos de apertura del Hospital del Vinalopó (Elche) y el Hospital Universitario de Torrejón (Madrid). También ha participado en el lanzamiento del Laboratorio Clínico Central de la Comunidad de Madrid. Es Licenciado en Ciencias del Trabajo con Executive Máster en Dirección de Recursos Humanos por el IE Business School

null

Alberto de Rosa, Consejero Delegado de Grupo Ribera Salud respondiendo a las preguntas de Salvador Sanchis, Director Corporativo Gestión de Personas de Grupo Ribera Salud

Salvador: Alberto, sabes que este año volvemos a medir el clima en la organización. ¿Te acuerdas que hace dos años el Hospital Universitario del Vinalopó fue reconocido como una de las Mejores Empresas para Trabajar? Este año vamos a volver a pasar la encuesta de clima en todas nuestras organizaciones ¿Cuál crees que ha sido el impacto durante los dos últimos años tras el reconocimiento obtenido?

Alberto: Yo creo que ha sido muy importante el hecho de que la gente valore el esfuerzo que estamos haciendo hacia ellos. Siempre insisto en decir que somos una compañía de personas que trata a personas; debemos tener esa doble visión, ser muy proactivos con nuestra gente, inculcar, traspasar los valores en los que creemos para dar el mejor servicio a los ciudadanos. El impulso y el reconocimiento que ellos han dado al trabajo que estamos fomentando es muy satisfactorio y precioso para nosotros.

Salvador: ¿Crees que ahora es el mejor momento para volver a medir el clima en la organización?

Alberto: Siempre es el mejor momento para medir el clima. Es imprescindible si queremos ser una organización centrada en las personas a las que servimos. Y las personas son las que nos ayudan a dar un servicio de excelencia, a obtener un diagnóstico de cómo estamos haciendo las cosas y cómo, sobre todo, los profesionales lo perciben. Yo creo que no hay que tener miedo si los resultados son mejores o peores. Debemos temer al hecho de no conocer qué opinan nuestros profesionales acerca de nosotros o no saber qué opinan los ciudadanos sobre nuestra organización. Siempre es necesario saber y es fundamental impulsar encuestas de clima periódicamente para conocer si nuestras políticas son percibidas y compartidas por nuestros profesionales.

"Siempre es el mejor momento para medir el clima de tu organización. Es imprescindible si queremos centrarnos en las personas al servicio de la excelencia"

Salvador: Sabes que estamos haciendo mucho hincapié en las políticas de gestión de la diversidad y de la inclusión. Creo que es un tema muy importante y de alguna manera pretendemos también testar este año si la organización está percibiendo lo que estamos haciendo poniendo en marcha acciones para los colectivos más desfavorecidos. ¿Ves adecuado que valoremos nuestra gestión de la diversidad e inclusión?

Alberto: Fundamental. Porque nosotros somos el reflejo de la sociedad y la sociedad cada vez es más diversa y alberga diferentes problemáticas. Tenemos que ir centrando el servicio que damos a los ciudadanos, centrándonos más en sus problemas. La diversidad es uno de los grandes retos al que vamos a tener que hacer frente hacia los ciudadanos. Internamente somos el reflejo de la sociedad, tenemos una organización que es diversa. Como compañía somos una organización que, a todos los niveles, cada vez es más diversa y tenemos que tener máxima sensibilidad y saber cómo lo estamos haciendo además de conocer cómo valoran nuestros profesionales este papel.

Salvador: Cada vez somos más grandes y es cierto que tu liderazgo como máximo responsable de esta compañía se hace más difícil a la hora de recibir el feedback de cada uno de los profesionales en cuanto a la percepción de las cosas ¿Cuál es o cuáles son los reconocimientos, o lo que estás percibiendo de la gente que trabaja en Ribera Salud, en cualquier lugar o en cualquier posición?

Alberto: Bueno. Yo creo que la misión de alguien con un cargo como el mío es impulsar estos proyectos, lanzar ideas hacia la organización y esperar que, a partir de ahí, ello llegue lo más lejos posible y alcance a todos los empleados de la organización. Para eso hay que tener a personas muy alineadas que entiendan muy bien la cultura y que comprendan la naturaleza de nuestros objetivos. Por muy grande que sea la organización, ante cualquier hecho que suceda, tenemos que demostrarle a la gente que estamos de su lado. Por ejemplo, las recientes inundaciones que tuvieron lugar en zonas cercanas al Hospital Universitario de Torrevieja. El día que nos enteramos de la catástrofe, lo primero que hicimos fue llamar a toda la gente del equipo para ponernos a disposición de hospitales cercanos y de poblaciones afectadas, así como hacia nuestros propios empleados; algunos de ellos habían perdido sus bienes o sus casas. Toda la organización se movilizó rápidamente para llegar a todos y enseñarles que cuando alguien tiene un problema todos tenemos que hacer de su situación nuestro problema, siendo muy solidarios. La palabra solidaridad es fundamental.

Salvador: ¿Hacia dónde va, según tu punto de vista, el Grupo Ribera Salud? ¿Cuáles son nuestros próximos desafíos?

Alberto: Pues uno de ellos es lo que hablábamos antes de la “gestión de la diversidad”. Creo que vamos a seguir creciendo y vamos a seguir creciendo en entornos que son muy distintos. Tendremos proyectos con nuevos retos en los que probablemente las soluciones que teníamos hasta el momento tendrán que adaptarse a los nuevos entornos. La sanidad es muy local, y hay que adaptarse a cada una de las realidades. Nuestra vocación fundamental es la de prestar el mejor servicio a los ciudadanos, llevar a cabo un servicio de excelencia, y no nos olvidemos que eso solo se puede hacer a través de personas comprometidas, ilusionadas, con ganas de construir. Y para eso es responsabilidad de los equipos directivos proporcionar todas las herramientas y los medios para que demos el mejor servicio a los ciudadanos a través de las mejores personas.