EMPLOYEE EXPERIENCE: El camino hacia el cambio

Employee Experience:
El camino hacia el cambio


Employee Experience: El camino hacia el cambio

Blog- Pilar Villegas- 24 mayo de 2018

Los proyectos de experiencia empleado son una valiosa herramienta para entender la cantidad de oportunidades que tienen las empresas de contribuir al buen hacer de sus colaboradores. Este ejercicio de “acompañamiento experiencial”, que te permite identificar los momentos de la verdad del empleado, requiere de un arduo trabajo que puede ser infinito si no se inicia con las ideas muy claras. Por eso, es importante encuadrarlo en la estrategia de RRHH de la compañía para conseguir, no solo que los empleados tengan una buena experiencia, sino que además les ayude a contribuir a los objetivos estratégicos de la compañía de la forma esperada según su función.

  1. ¿Por qué es importante que se analice la experiencia de mis empleados?
    Cada uno de los momentos de relación de cada persona con su lugar de trabajo es una oportunidad para crear un entorno de confianza con ellos e inspirarles para que se identifiquen con objetivos de la compañía. Es muy importante, por lo tanto, que todos esos momentos sean totalmente coherentes con los valores de la compañía y que cuiden a la persona para que esté en su mejor momento físico y emocional. Cualquier momento que no cumpla estas dos condiciones constituye un coste de oportunidad para la compañía, ya que la propia persona no podrá dar lo mejor de sí misma para ella y para la organización.
  2. ¿Desde qué momento y hasta cuándo tengo que empezar a considerar a alguien “empleado”?
    Desde siempre y hasta siempre. Además de los empleados que actualmente están en plantilla, es necesario gestionar el “antes” y el “después” de esa estrecha relación. Aunque es verdad que la máxima influencia en los resultados de la empresa la tienen los empleados actuales, la percepción que tiene el mercado laboral, la experiencia que tienen los candidatos que pasan por los procesos de selección es muy importante también. Muchas empresas de distribución o servicios profesionales tienen contacto cada año con miles de candidatos que finalmente no se quedan en la compañía porque son descartados y hablan posteriormente de su experiencia. ¿No es potente ese canal de comunicación para expresar la propuesta de valor y los valores de la compañía? Merece la pena ese esfuerzo ¿verdad?
    Algo parecido, y aún más potente es la influencia del “Alumni” en las relaciones posteriores que las compañías pueden tener en el ámbito empresarial. Algunas empresas cuidan mucho los momentos de salida de sus empleados, pero, sin embargo, otras tienen planteamientos más cortoplacistas y rompen la relación con sus empleados sin entender que serán para siempre su “familia extendida”, que estarán activos por todo el mercado con diferentes relaciones con su propia compañía (cliente, proveedor, institución o simplemente, colaborador voluntario) en la formación de nuevas generaciones de talento.
  3. Y con los empleados actuales, ¿Cómo enfoco el análisis? ¿Por dónde empiezo?
    En una compañía hay tantos tipos de experiencia como fun-ciones y perfiles hay en la organización. Antes de embarcarse en una realización compulsiva de Journeys es recomendable realizar los siguientes pasos:
    – Revisa tus objetivos estratégicos y mira qué es clave para ti en los próximos años. Para que la mejora de la experiencia de los empleados tenga el máximo y más inmediato impacto en tu negocio, es recomendable priorizar dos tipos de colectivos: perfiles y áreas estratégicas para la compañía por un lado, y colectivos más comunes para la operación. De esta manera, se podrá compatibilizar el negocio de hoy con el de mañana.
    – Antes de empezar a identificar los puntos de contacto más influyentes en el empleado, tienes que saber qué hacer con ellos cuando los identifiques. Toma toda la investigación cuantitativa, cualitativa e información de negocio que tengas ya realizada en la compañía. No te limites solo a tus datos de RRHH. La información que espera el resto de stakeholders de la compañía es muy valiosa. Esto es lo que hará que consigas no solo una cultura “High Trust” sino una cultura “High Trust – High Performace” para tu organización. De esta forma, impactarás realmente en los resultados económicos.
    Incluye en tu ambición el rediseño de las formas de trabajo que tienes actualmente en la compañía. Recuerda que, si quieres resultados diferentes, tienes que hacer cosas diferentes. Antes de iniciar un proceso de análisis y mejora de la experiencia del empleado, debes estar dispuesto y comprometido a realizar cambios que gustarán a algunos, e incomodarán a otros. Y muy importante, tener el apoyo de la dirección y el compromiso de todas las áreas para realizarlo.
    – Involucra a toda la organización en el rediseño. Está claro que no todos van a poder dedicarle tiempo a este proyecto realizando Journeys y Labs para el proyecto, pero seguro que la tecnología les deja participar respondiendo a pequeñas consultas puntuales, y dándoles la oportunidad de presentar iniciativas y participar en concursos de ideas.
    – Ten en cuenta la diversidad existente en tu organización. Por ejemplo, las diferentes generaciones que tienes en la compañía o los diferentes países y culturas en los que está presente tu organización. No son iguales las necesidades de un joven que vive de forma independiente que las de un padre de familia o la de una persona al borde de la jubilación. Cada uno está en un momento vital diferente.
    – Recuerda que la experiencia que le das a los empleados, no depende solo de la compañía, sino que depende en mucha medida de las relaciones que mantiene con personas (su Jefe, sus compañeros, sus clientes). Solo con una visión compartida por toda la organización y un modelo de liderazgo inspirador, podrás asegurar que tus empleados tengan una experiencia alineada con los valores de la compañía y estén orientados a conseguir los objetivos de la misma.

Por lo tanto, antes de lanzarte a repetir Journeys, haz tus deberes, “foco y filtro” y sobre todo impacto en el negocio y ambición de cambio. Como decíamos al principio, para obtener resultados diferentes, hagamos cosas diferentes.

¡Buena suerte!

Share this Post