¿Qué hace un Great Place to Work para las mujeres? (No es lo que la mayoría de las empresas piensan)

¿Qué hace un Great Place to Work para las mujeres? (No es lo que la mayoría de las empresas piensan)


Share this Post

Blog- Mónica Salazar- 05 diciembre de 2017

A pesar de tener el 47% de todos los trabajos, las mujeres representan menos de un tercio de los CEO’s estadounidenses. Es una gran diferencia evidente para quienes buscan la igualdad de género. Pero desde la cima, la visión puede pasar por alto una grave amenaza para la gestión de personas: cómo las mujeres y los hombres experimentan de manera diferente su lugar de trabajo a medida que ascienden en la escala corporativa.

Al investigar los mejores lugares de trabajo para mujeres de 2017, Great Place to Work® descubrió importantes gaps en cómo las mujeres y los hombres se sienten respecto a sus carreras, así como factores alentadores que pueden mejorar el bienestar de todos los empleados.

Mismas promociones, resultados diferentes

Encuestamos a más de 400.000 personas sobre las características de la vida laboral que contribuyen a un equipo fuerte y una carrera exitosa. Las respuestas positivas de los hombres aumentaron consistentemente entre los trabajos de rangos más altos y los diferentes niveles de gestión. Sin embargo, para las mujeres, las opiniones sobre su lugar de trabajo en realidad disminuyeron ligeramente entre las gerentes de rangos más altos y el de rangos de liderazgo de nivel medio. Sus puntuaciones aumentaron a medida que ingresaban en los rangos ejecutivos, pero incluso en la parte superior de la organización, sus respuestas promedio a la encuesta fueron cuatro puntos porcentuales inferiores a las de sus compañeros.

“El entusiasmo debe aumentar con las responsabilidades y recompensas de los empleados. Si las mujeres supervisoras no se sienten tan bien con sus trabajos como los hombres, no es solo una cuestión de equidad. Puede hacer que los gerentes de alto potencial se vayan mientras ponen en peligro la calidad del liderazgo en todos los niveles de la organización “, dijo Chinwe Onyeagoro, presidente de Great Place to Work®. El aumento de la participación de mujeres en la gestión está por debajo de la puntuación. Aproximadamente, el 40% de los gerentes son mujeres, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, y ocupan una parte desproporcionada en los roles de liderazgo en varias industrias. (Estos incluyen servicios médicos y de salud, donde las mujeres representan un abrumador 74% de los gerentes). Incluso el más pequeño gap en las perspectivas entre hombres y mujeres puede aumentar la deserción, recortar el conocimiento institucional y resultar un menor número de candidatos para altos cargos en el futuro.

Las mujeres (como los hombres) quieren ser parte del todo

Entonces, ¿qué hace un Great Place to Work para las mujeres? No es lo que muchas compañías asumen. Los esfuerzos para promover la igualdad de género a menudo se enfocan en las madres trabajadoras. Eso es importante, pero también lo son el resto de beneficios laborales, como los permisos familiares y el horario flexible. Las madres con hijos pequeños representan solo una parte de la fuerza laboral femenina. Nuestra investigación descubrió que la percepción de las trabajadoras acerca del equilibrio trabajo-vida en realidad tenía un efecto limitado respecto a su intención de permanecer en sus empresas a largo plazo. Por el contrario, las mujeres que dijeron que son tratadas como miembros del equipo, independientemente de su posición, eran cinco veces más propensas a planificar carreras a largo plazo en sus negocios, en comparación con colegas que no se sentían así. Del mismo modo, las mujeres que dijeron que marcan una diferencia en su empresa tenían 27 veces más probabilidades de manifestar que también es un excelente lugar para trabajar.

Los mejores lugares de trabajo para las mujeres a menudo crean una sensación crítica de aceptación a través de programas que benefician a toda la fuerza de trabajo. En Delta Air Lines (DAL, + 3.02%), los empleados obtuvieron pagos de participación en los beneficios equivalentes a más de un quinto de sus ganancias en 2015. Las cuentas bancarias de los empleados también reflejaron el desempeño del equipo en forma de bonos mensuales de $100 cuando se cumplieran los objetivos operativos. Los aspectos demográficos importan, por supuesto, y la igualdad en el avance de los empleados debe ser un hecho. Pero entre las promociones, pocas cosas vinculan el trabajo de una mujer con la misión general como formar parte del éxito de la compañía.

El desarrollo profesional es otra inversión importante que hacen los Mejores Lugares de Trabajo para Mujeres en sus equipos. La compañía No. 1 en la lista, Texas Health Resources, ayuda a los empleados a desarrollar sus credenciales académicas del GED mediante cursos de posgrado. Esto incluye un gran reembolso de matrículas ofrecidas tanto al personal de tiempo completo como a tiempo parcial. Otros programas de desarrollo ponen un énfasis particular para enfermeras licenciadas. Estos incluyen una residencia de un año y apoyo de mentores para los nuevos graduados, así como un programa de carrera flexible para enfermeras a mitad de carrera para que puedan continuar su atención al paciente mientras extienden sus responsabilidades laborales y aprenden nuevas habilidades.

El triunfo de las mujeres es un triunfo para todos

Otro hallazgo valioso de nuestra investigación fue una conexión entre la experiencia de las mujeres y la de otros compañeros de trabajo. Nuestras encuestas muestran consistentemente resultados menos positivos de minorías, LGBT, empleados más jóvenes y de menor rango en comparación con sus colegas que son blancos, heterosexuales, mayores o más altos en la cadena de mando. Sin embargo, en las empresas que hemos encuestado que logran una “gap de experiencia” más reducido para las mujeres, también se redujeron los gaps para todos estos otros grupos.

“Resulta que las culturas de trabajo excepcionales para las mujeres también producen excelentes lugares de trabajo para todos los empleados”, dijo Onyeagoro de Great Place to Work®. “Las empresas que lideran de esta manera, al enfatizar el compromiso diario y la aceptación a largo plazo de las mujeres, verán un mejor desempeño de sus equipos y una lista más sólida de líderes para dirigir sus organizaciones en el futuro”.

Jessica Rohman y Tabitha Russell son Directora de Contenido y Gerente del Programa de Certificación, respectivamente, de Great Place to Work®, socias de investigación durante mucho tiempo de la lista anual de Fortune de las 100 mejores empresas para trabajar y otras listas de mejores lugares de trabajo, incluidos los mejores lugares de trabajo para mujeres.

 

Share this Post