¿Eres manager o líder? Contesta estas preguntas y averígualo

¿Eres manager o líder? Contesta estas preguntas y averígualo.


Share this Post

Blog- Mónica Salazar- 28 noviembre de 2017

Cuando piensas en el próximo paso de tu carrera profesional, ¿qué te viene a la mente? Si trabajas en un puesto de nivel medio, el siguiente paso podría ser convertirte en gerente, pero ¿has pensado en convertirte en un líder? Sí, hay una diferencia, y saber si eres manager o líder podría ayudarte, no solo a calificar un ascenso sino a convertirte en una inspiración para las personas con las que interactúas a diario. Forbes ha identificado algunas de las características clave que separan a los gerentes de los líderes naturales. ¿Estás listo para dar el siguiente paso en tu carrera? Responde estas simples preguntas para descubrir en qué categoría te encuentras.

¿Te auto-reflexionas?
¿Con qué frecuencia das un paso atrás en las tareas diarias y reflexionas sobre la calidad y el estilo de tu propio trabajo? Según Forbes, los gerentes tradicionalmente se centran en el exterior, mientras que los líderes son más conscientes de sí mismos y creen que es importante evolucionar constantemente.

¿Crees que los empleados deberían crear su propio rol dentro de la empresa?
La forma en que piensas sobre los roles laborales dice mucho sobre tu liderazgo o estilo de gestión. Los gerentes se adhieren a una descripción de trabajo estricta y ven valor en los empleados que cumplen su función designada, mientras que los líderes prefieren que las personas miren más allá de la descripción del trabajo y demuestren iniciativa para crear su propio rol.

¿Cuál es tu visión?
Los líderes tienen una visión definida y tratan de entusiasmar a quienes los rodean al compartir su objetivo general. Por otro lado, los gerentes se enfocan en tareas mecánicas y se aseguran de que el funcionamiento diario del negocio sea planificado. Están más orientados a las tareas del día que conscientes de un objetivo global.

¿Valoras las habilidades o la energía?
Los gerentes siguen la creencia de que los trabajadores son intercambiables y basan sus decisiones de contratación en el conjunto de habilidades. Un rasgo clave de los líderes natos es que miran más de cerca los talentos extracurriculares y la energía natural de las personas. Los líderes invertirán en personas que creen que podrían ser una buena opción cultural para un rol, incluso si se trata de capacitación adicional, mientras que los gerentes buscan candidatos para realizar el trabajo.

Autora: Sophie Miura

 

Share this Post