Cómo utilizar tus vacaciones al máximo

Cómo utilizar tus días de vacaciones al máximo


Share this Post

Blog- Mónica Salazar- 21 noviembre de 2017
Existen muchos beneficios de tomarse un descanso para recargar energías, volver a poner foco y establecer de nuevo conexión con las personas y las actividades que más amas. Cuando estés preparado para aprovechar tu tiempo libre remunerado, ¡asegúrate de usarlo con prudencia! Para asegurarte de aprovechar al máximo tu tiempo de vacaciones, considera estos cuatro consejos.

  1. Deja que tus intenciones se conozcan

Aunque los líderes y los empleados reconocen la importancia de las vacaciones, el 66% de los empleados dicen que su compañía no dice nada al respecto, envía mensajes mixtos o desalienta el disfrutar de las vacaciones.

Si estás preocupado o inseguro de si es conveniente o no que dejes a un lado el trabajo por un momento, ten una conversación abierta y honesta con tu jefe directo. Esto te va a ayudar a determinar lo que funcione bien para ti y para la empresa, y eliminar el estigma que sientes al tomar un descanso. Recuerda, tu jefe es humano y reconoce la necesidad de un descanso. Reconocer las necesidades de tu jefe y de la empresa también demuestra que estás dentro del equipo y piensas en los afectados tomando tu tiempo libre.

 

  1. Que alguien te cubra

Si tienes miedo de perder trabajo importante o tareas que solo tú puedes hacer, capacita a la persona que te sustituirá para asegurarte de que el trabajo se queda en buenas manos. Confiar en esta persona también te va a permitir tener tranquilidad y la certeza de ser avisado si es absolutamente necesario.

Asegúrate de que tu rutina diaria de trabajo esté detallada y disponible, ya sea en copia impresa o disponible a través de recursos internos. Es muy bueno tenerlo a mano, no solo para el tiempo libre planificado, sino también para cuando tienes que tomar un descanso no planificado por emergencias familiares o enfermedades. Una vez más, esta es una gran manera de demostrarle a tu superior directo que eres capaz de tomarte un descanso sin que la compañía o tus colegas sufran las consecuencias. Dejar a los demás con un plan mientras estás fuera te tranquilizará y te ayudará a hacer la mejor transición a tus responsabilidades cuando llegue el momento de regresar.

 

  1. Desconecta del trabajo

Un estudio reciente muestra que el 68% de las personas revisan su correo electrónico personal y laboral al menos una vez al día mientras están de vacaciones. ¿Quién se está beneficiando? Ciertamente, no la persona que toma las vacaciones. Aunque desconectarse del trabajo es una obviedad, parece que algunas personas no pueden escaparse y no están aprovechando todos los beneficios del tiempo libre. Tu tiempo libre remunerado es para eso: ¡tiempo fuera del trabajo! Por definición, vacaciones es el tiempo que se pasa fuera del hogar o del trabajo, más comúnmente en una ubicación alternativa. Si traes tu trabajo contigo, ¿qué tipo de vacaciones tomas realmente? Disfrutarás mucho más de tus vacaciones si eliges abstenerte de consultar tu correo electrónico. De hecho, el 65% de las personas que no revisan su correo electrónico dicen que sus vacaciones son mucho más agradables.

La verdad es que revisar tu correo electrónico es contraproducente para tu capacidad de recargar por completo y sumergirte en tu retiro. Decidir cuánto consumir de la tecnología con el trabajo está relacionado con tu comprensión que tu tiempo libre remunerado debe ser considerado como una oportunidad para que te relajes por completo y disfrutes. ¡Es tu responsabilidad limitar a las cosas que podrían impedirlo!

 

  1. Planea alrededor de las vacaciones

Si tienes una cantidad limitada de días de vacaciones, aprovecha al máximo ampliando los fines de semana o los fines de semana de vacaciones de tres días. Realmente podrás desconectar del trabajo en un fin de semana festivo porque todos se tomarán un tiempo de descanso similar.

Desafortunadamente, hay una desventaja: muchas personas emplean esta misma estrategia y quienes trabajan en la industria de viajes lo capitalizan. Planifica con la mayor anticipación posible para ahorrar en desplazamientos, alojamientos, etc.

Autora: Barbara Davidson del blog SavingSpot.

Share this Post